Evangelio según san Mateo 14, 1-12

Quizás hoy no se nos pida un sacrificio como el de Juan, pero: ¿predicamos a Dios todos los días?

DAR LA VIDA POR LA VERDAD Y POR JESÚS, ÉSA ES NUESTRA MISIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation