Desde el lunes 19, y por cinco días (hasta el viernes), el predicador del Papa, Raniero Cantalamessa está publicando un pensamiento por los canales vaticanos…

Traemos a nuestra página el pensamiento de hoy:

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 16, 13-19

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?»

Ellos le respondieron: «Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas.»

«Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?»

Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»

Y Jesús le dijo: «Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y Yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.»

Palabra del Señor.

Desde el lunes 19, y por cinco días (hasta el viernes), el predicador del Papa, Raniero Cantalamessa está publicando un pensamiento por los canales vaticanos…

Traemos a nuestra página el pensamiento de hoy:

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 11, 29-32

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.

El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.»

Palabra del Señor.

Desde el lunes 19, y por cinco días (hasta el viernes), el predicador del Papa, Raniero Cantalamessa está publicando un pensamiento por los canales vaticanos…

Traemos a nuestra página el pensamiento de hoy:

Esta es la nueva y simbólica ilustración del artista callejero conocido bajo el seudónimo «Maupal» (Mauro Pallotta) que ha sido difundida por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que acompaña al mensaje del Papa Francisco para esta Cuaresma.

El Mensaje del Pontífice para la Cuaresma de este año, presentado el 1 de febrero, tiene como tema: «A través del desierto, Dios nos guía a la libertad». Se inspira en el pasaje del libro del Éxodo: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la condición servil» (Ex 20, 1-17).  

Y es precisamente la libertad el tema central de esta segunda obra de Maupal. «El éxodo cuaresmal -explica en una breve nota el Dicasterio dirigido por el cardenal Michael Czerny- nos ayuda a liberarnos de la esclavitud. Dios sostiene nuestra esperanza -a través de un camino eclesial, comunitario y personal de conversión- para dirigirnos hacia la tierra que Él quiere darnos».

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 6, 7-15

Jesús dijo a sus discípulos:

Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre de ustedes que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan.

Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.

Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes.

Palabra del Señor.