«Somos la comunidad de Jesús».

Este domingo 18 de septiembre el Padre Obispo Jorge Eduardo predicó un retiro espiritual en la Capilla San Vicente de la Parroquia Sagrada Familia, de la ciudad de Luján.

A lo largo de las meditaciones, el Obispo Jorge Eduardo invitó a los participantes a reflexionar preguntándose, en primer lugar, ¿Quién es Jesús para mí? y en un segundo momento, al desafío para nosotros, creyentes, de descubrir la presencia de Jesús y cómo actúa.

Después del almuerzo, nuestro Padre y Pastor continuó su reflexión sobre la realidad de la comunidad, y entre charla y charla los presentes tuvieron tiempos fuertes de silencio para la meditación personal.

El retiro finalizó con la Eucaristía, que celebró nuestro Arzobispo junto a los Padres Claudio y Ricardo, párrocos solidarios de la comunidad y el diácono Armando, dando gracias a Dios y a María de Luján por todo lo vivido durante esta jornada.

¡Rezamos por los frutos de este retiro!

Puede ser una imagen de 12 personas, personas sentadas, personas de pie e interior

Retiro con e Padre Obispo Jorge Eduardo.

El Padre Obispo Jorge Eduardo predicará un RETIRO ESPIRITUAL el próximo domingo 18 de septiembre de 10 a 18 hs en la Capilla San Vicente (Jorge Newbery 2000), de la ciudad de Luján

El retiro tiene un costo de $800.- e incluye desayuno, almuerzo y merienda.

Informes e inscripción:

Teléfono o WhatsApp: 2323- 624293

E mail: sagradafamilialujan@gmail.com

«Te invitamos a compartir un tiempo de retiro, que pueda ayudarte en tu crecimiento personal y a acercarte cada vez más a Jesús».

Puede ser una imagen de 2 personas, personas de pie y texto que dice "RETIRO ESPIRITUAL "Somos la comunidad de Jesús" Predica el Padre Obispo Jorge Eduardo Domingo 18 de septiembre de 10.00 hs. a 18 hs. Capilla San Vicente Jorge Newbery 2000 Luján Costo $ 800.- Incluye desayuno, almuerzo y merienda Tel Wpp: 2323- 624293 Informe e inscripción e-mail: sagradafamilialujan@gmail.com"

En el momento de la homilía, nuestro Padre y Pastor compartió con las niñas y los niños una catequesis sobre Jesús y su camino pascual, y a las familias las animó con estas palabras.

“Jesús al resucitar nos dice que la vida le gana a todo lo malo. Y eso, para nosotros que seguimos a Jesús, es tan importante que tenemos ganas de decirlo a todo el mundo.

¡No tengamos miedo porque Jesús es más importante que todo lo malo!

Qué desafío tenemos, de tratar de contagiar vida.

El pesimismo, la tristeza, la fatalidad, es contagiosa. ¿Cómo podemos contagiar la fuerza de la Resurrección? En este tiempo cuánto hay entre nosotros de muerte, no sólo de muerte física, sino de lo que significa bajar los brazos, no tener ganas de vivir.

¿Cómo hacemos para contagiar la alegría de la vida a estos niños, a los jóvenes? En el mundo, en nuestro país, no son pocos los chicos y adolescentes que a temprana edad entran en depresiones profundas.

Nosotros estamos invitados a hacer una experiencia de fe verdadera. Cuando vos creés que Jesús está Resucitado, te agarrás su mano e intentás vivir el sueño de Dios, vivir como Jesús. A veces podrá salirte mejor, otras no tanto. La cuestión no es cuando nos caemos, sino cuando nos levantamos para ser testigos del amor de Dios.

Queridas chicas, queridos chicos, querida comunidad, los invito a celebrar que Jesús le ganó a la muerte y a todo lo malo y nos invita a vivir de otra manera”.

Compartimos esta Carta Pastoral de nuestro Padre Obispo Jorge Eduardo Scheinig, dirigida a toda nuestra Iglesia de Mercedes-Luján, pero muy especialmente a los sacerdotes.

«Nuestra conversión sacerdotal bajo la mirada bondadosa del Pueblo de Dios»

La cuaresma es un tiempo oportuno para volver a escuchar personalmente y todos juntos como Iglesia, ese llamado a vivir de otra manera. Un tiempo bueno para convertirnos, para cambiar, para purificar, para volvernos a entusiasmar en el seguimiento de Jesús.

Todos estamos invitados a escuchar este llamado cariñoso y urgente que el mismo Dios nos hace por medio de Jesús: “El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia”. (Mc 1, 15)

Carta-Pastoral-Cuaresma-2022