Hoy se completaron los días de Pentecostés, aleluya;
hoy se reproducen los felices gozos, cuando el Espíritu Consolador bajó sobre sus Apóstoles, aleluya;
hoy, rayando el resplandor del divino fuego, reposó el Espíritu Santo en forma de lenguas sobre ellos, aleluya;
hoy les hace fecundos en palabras, les inflama de su amor y les llena de sus innumerables carismas, aleluya, aleluya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation