Así seguimos caminando en esta cuaresma en el año de la Misericordia, reflexionando la Palabra cada día juntos como comunidad parroquial ayudados con los «mosaicos» que nos proponen ser misericordiosos, en esta cuarta semana: EN LA CASA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation