ORANDO CON LA PALABRA

Nos da seguridad: Riquezas, ideas, afectos, familia y proyectos son elementos que se valoran. El lugar de nuestro tesoro es igual al lugar donde reside nuestro corazón. La generosidad se manifiesta al ofrecer la propia vida y compartir con aquellos que más lo necesitan los recursos tanto materiales como emocionales.

La verdadera felicidad no se encuentra en renunciar a todo, sino en desprenderte de todo para entregarte a Cristo y trabajar por el Reino.

En la presencia de Dios, se hacen posibles el amor, la solidaridad, la generosidad y la confianza en que todo estará bien. Vivir una vida en la que los bienes no son el valor absoluto es lo que implica aceptar el Evangelio del Reino de Dios. Esto solo se puede lograr si Dios está en el centro de nuestras vidas y nos guía hacia el encuentro y la revelación del prójimo. Vale la pena renunciar a acumular riquezas para vivir una vida basada en compartir con los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

«El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antiguo ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente.» (2 Cor.5,17)

LA HOMILÍA EN LA PARROQUIA

P. Oscar – 23/6/2024

REFLEXIONES VARIAS

Obispo Oscar Ojea – 22/6/2024

P. Luis Jáuregui – 22/6/2024

AGENDA

  • miércoles 26 - 16:00 hs
    MISA EN ROSARIO DE SAN NICOLÁS
  • jueves 27 - 17:00 hs
    MISA EN HUERGO
  • domingo 30 - 10:30 hs
    FIESTA DE SAN PEDRO

    Se suspende la misa de 10 hs para participar de la Celebración en la Parroquia San Pedro

DÍAS Y HORARIOS

Secretaría:
Miércoles y Viernes: 15:30 a 18:00 hs
Cáritas:
Martes y viernes de 15:00 a 17:30 hs
Misas en la Parroquia:
Sábados: 18.30 hs
Domingos: 10 hs

I SÍNODO ARQUIDIOCESANO

3 MINUTOS DE RETIRO

MENSAJES DIARIOS DEL PAPA

No se olviden de cuidarse a ustedes mismos, no tanto el exterior, sino la parte más valiosa de ustedes: el alma, el corazón. Traten de escucharlo en silencio. Y, en silencio, siguiendo el ritmo de su corazón, hablen con Dios.