ORANDO CON LA PALABRA

El que acumula dinero está necesariamente apegado a él, por eso la acumulación de dinero y el reino de Dios no son compatibles. La escala de valores y las seguridades que busca un hombre orientan su vida y definen su personalidad. Lo invertido en Dios tiene un valor duradero, por eso Jesús complementa esta enseñanza con la de la lámpara y el ojo.

«La lámpara del cuerpo es el ojo». Nuestra mirada da color a todo. Si está enferma, todo lo que vemos estará enfermo. Si no tenemos luz en los ojos, todo estará a oscuras. Para los judíos, el ojo sano simboliza generosidad y el ojo enfermo tacañería. La «lámpara», lo «luminoso», indica el valor positivo que la generosidad comunica al hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

«Cristo es nuestra paz» (Ef. 2,14)

LA HOMILÍA EN LA PARROQUIA

Diácono Agustín – 21/7/2024

REFLEXIONES VARIAS

Obispo Oscar Ojea – 20/7/2024

Diácono Mario Segura – 20/7/2024

CÁRITAS PARROQUIAL

DÍAS Y HORARIOS

Secretaría:
Miércoles y Viernes: 15:30 a 18:00 hs
Cáritas:
Martes y viernes de 15:00 a 17:30 hs
Misas en la Parroquia:
Sábados: 18.30 hs
Domingos: 10 hs

I SÍNODO ARQUIDIOCESANO

3 MINUTOS DE RETIRO

MENSAJES DIARIOS DEL PAPA

¡Tengamos cuidado con la dictadura del hacer! Aprendamos a parar un rato durante la jornada: tomémonos un momento para estar con nosotros mismos y con el Señor, encontremos algún ‘desierto’ interior en medio del ruido y las actividades de cada día.