¡Cuánta belleza y paz dan estas palabras! todo se resume en el gozo de amarte Señor, como diría tu Hijo: todo lo demás es añadidura. Sólo se trata de amarte, amarte, amarte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation