El encuentro con la Palabra es vida. Es más que leerla, es más que «saberla». Es vida: enseña, corrige, ilumina. Rezá y viví, viví lo que rezás, hace de tu vida un encuentro y un caminar con Dios.

La imagen puede contener: texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation