Seguirlo es servir. Si no sirvo puedo admirarlo, quererlo y hasta rezarle pero el servicio me identifica con Él. El lavatorio de los pies en la cena es la prueba más contundente.

La imagen puede contener: nube, cielo, exterior, naturaleza y texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation