La oración del que tiene que luchar por su fe y sobre todo por vivirla en una sociedad hostil. Pero siempre confiando en la única fuerza posible que los sostiene: el amor de Dios. Lindo salmo para rezarlo de noche y pedir la paz del descanso.

No hay texto alternativo automático disponible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation