No hay texto alternativo automático disponible.La imagen lo dice todo!!!! una Iglesia en salida como nos propone el papa Francisco es una Iglesia liberada y liberadora. Sin prejuicios, sin rencores: abierta al amor del Padre y portadora de su misericordia.
Un Dios «libre», «callejero», no atrapado en las paredes del templo y mucho menos en las paredes nefastas del dinero y de cualquier interés que nos pueda esclavizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation