La vida comunitaria, el espacio que debe movilizar nuestro espíritu a la oración y la acción. Una comunidad debe valorarse por la capacidad de rezar y de compartir.

La imagen puede contener: texto y comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation