Sí Señor, nada que agregar. Solamente escucharte, contemplar y obrar, amar, respetar, dialogar, alegrar, dignificar… todo eso que tanto me gusta que me hagan en el trato cotidiano… eso, simplemente eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation