Hay un techo invisible tendido sobre el mundo que impide que esa sabiduría que viene de lo alto llegue a la tierra. Gente que sufre la violencia de perder su trabajo y responde con violencia y el poder que reprime con más violencia y todo se resuelve a golpes y no hay paz, ni bondad, ni amabilidad, ni pureza. Abunda la violenta hipocresía de promesas incumplidas, de injusticias cumplidas y de intolerancias repetidas. Perdón Señor, pero es urgente que tu sabiduría baje, nos llene, nos libere, nos consuele. Envíala Señor!!!!

La imagen puede contener: nube y texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation