¡Gracias Señor! es muy lindo saber esto y mucho mejor, sentirlo. Gracias por tanta misericordia en un mundo que no nos ama, no nos elige, no piensa en nosotros ni con nosotros ni para nosotros.
¡En el día de darte gracias y alabarte y ser tuyos y escucharte, en el día de la Pascua de Jesús y del encuentro de la comunidad, renovamos nuestro sí, nuestra parte en la alianza de amor con el Dios que nos ama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation