Y sí, procuramos, pero a veces ganan ellas… las tinieblas digo. No son casuales, hay mucha gente que dedica tiempo a pensarlas, ejecutarlas y arrojarlas sobre el mundo y nosotros compramos… nos quejamos pero compramos. Pero está tu luz, y está en nosotros y querés que brille, que brillemos. Ayudanos Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation