Ninguna duda. Desde la experiencia humana sabemos que la fe vivida como confianza fortalece, libera. La esperanza te permite caminar confiado, es un desahogo maravilloso, pero nada te hace tan feliz como amar y ser amado, eso llena, te hace sentir pleno. Y más si el amor viene de vos Jesús y vuelve a vos. Sí es lo más grande, lo mejor.

La imagen puede contener: nube, cielo, texto, exterior, naturaleza y agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation