Buen camino, hacerse pobre para enriquecer a los demás. la pobreza no es una novela dramática con final feliz. La pobreza es un mal social producto del egoísmo humano que busca enriquecerse empobreciendo a los demás. La pobreza elegida como camino de entrega no acepta romanticismos ni puro palabrerío, se asume en Jesús, se vive en Jesús, se empobrece para enriquecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation