Parece mentira!! uno lo dice todo el tiempo eso. Se lo decimos a los demás y a nosotros mismos también. Es tan cotidiana la frase. Pero dicha por Dios suena distinto. Da la sensación que tiene un poder especial. Esas palabras ayudaron a Josué a vencer los miedos y llegar a la tierra prometida, hoy las necesito yo, vos, todos, para caminar, avanzar y llegar.

La imagen puede contener: cielo, texto, exterior y naturaleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation