Parece fuera de contexto, algo de otra época. Lo dijo Jesús y hace mucho. Hay que optar, o una cosa o la otra, las dos juntas no se puede. El servicio a Dios lo hizo a Jesús el gran servidor de los hombres hasta la palangana del jueves santo y la cruz del viernes. Servir a las riquezas me quita la «molestia» de vivir para los demás. Tengo que elegir. Jesús dijo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation