«HAS SIDO SANADO, NO VUELVAS A PECAR» (Juan 5, 5- 18)

«Al instante el hombre recobró la salud”. Hay mucha diferencia entre la salud que concede el Señor y la que se obtiene por medio de los médicos. Y ahora sucede así, porque la de éstos generalmente necesita mucho tiempo para llegar a su perfección.
Finalmente, muchas clases de enfermos se encontraban tendidos alrededor de la piscina, a saber: los ciegos, que carecen de la luz de la ciencia; los cojos, que no tienen fuerza para cumplir lo que se les manda; y los tullidos, que carecen de las riquezas del amor de Dios.
¿Qué quiere decir levántate y anda, sino, levántate de la tibieza y la pereza en que estabas tendido y aprende el modo de adelantar en las buenas obras? Toma tu lecho, esto es, a tu prójimo y llévalo con paciencia.» (San Beda. Siglo VIII)

Breve oración para rezar este día:
        YO RECONOZCO MI CULPA SEÑOR,
        TENGO SIEMPRE PRESENTE MI PECADO
        PEQUE CONTRA TI, HACIENDO LO QUE ES MALO A TUS OJOS. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation