¿Cuál es el objetivo de esta Fase?

Esta Fase Continental forma parte del proceso sinodal. Busca enfatizar el diálogo entre la Iglesia universal y la Iglesia particular al profundizar en el discernimiento en cada continente, a partir de lo que ha expresado el Pueblo de Dios alrededor de todo el mundo.

Pretende también fomentar la creación o el fortalecimiento de los vínculos entre las iglesias vecinas, a partir de las dinámicas, tensiones, desafíos y peculiaridades histórico-culturales específicas en cada región. Además quiere ser una oportunidad para escuchar aquellas realidades de las periferias o al margen de la Iglesia que no han sido integradas en la etapa anterior, si bien aún no es el momento de sugerir respuestas, ni de decidir líneas de acción.

Para comprender mejor lo propio de esta Fase Continental, es importante alejarse de una idea lineal que considera que lo trabajado en las parroquias, en las diócesis o en las comunidades eclesiales va “subiendo” en sucesivas síntesis de niveles más universales. Es necesario, más bien, adoptar un enfoque dialógico, circular, de ida y vuelta entre la Iglesia Universal y la Iglesia Particular en un solo proceso donde siempre se vuelve al Pueblo de Dios para seguir discerniendo el camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation