La Justicia de La Rioja condenó el lunes 11 de diciembre a prisión perpetua al exgendarme Eduardo Britos por crímenes de lesa humanidad y el homicidio del beato mártir Wenceslao Pedernera, dirigente de ACA y colaborador del obispo de Enrique Angelelli, cometidos durante la última dictadura militar.

Tras la lectura del fallo, el obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, presente en el recinto, consideró que “se saldó una deuda con la sociedad riojana y argentina”, y puntualizó que “se hizo justicia por Wenceslao, hombre de bien, que supo jugarse por sus ideales, por su familia y por la justicia social; se hizo justicia por un hombre de Dios y de la Iglesia que supo vivir la dimensión social de la fe hasta dar la vida”.

Nuestro abrazo fraterno a su esposa, Coca, a sus hijas y nietos, que, a 47 años de asesinato, pueden armar ese rompecabezas del final de la vida de Wenceslao.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation