La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, barba, exterior y primer planoComunicado del equipo de pastoral social de la diócesis de Neuquén
COMUNICADO de PRENSA

Como EQUIPO de PASTORAL SOCIAL del OBISPADO de NEUQUÉN no podemos guardar silencio ante la detención y desaparición de SANTIAGO MALDONADO, joven trabajador detenido el 1º de agosto pasado en la localidad de Cushamen en la pcia. del Chubut, cuando estaba participando de un reclamo por tierras con la Comunidad Mapuche de ese lugar.

Nos preocupa, duele y rechazamos toda persona que desaparece, sea por razones individuales, o por ser secuestradas por bandas criminales de trata de personas o de venta de órganos Pero nos preocupa más gravemente cuando existen personas que desaparecen bajo la responsabilidad del Estado.

Hay demasiadas pruebas de que Santiago Maldonado fue detenido por la Gendarmería Nacional ese día y en el marco de ese reclamo de la Comunidad aborigen: no solo testigos, el mismo Defensor Oficial del Juzgado Federal de Esquel afirma que fue detenido y confirma las acciones innegables con las que Gendarmería intenta desentenderse de la responsabilidad que les podría caber.

El Gobierno Nacional intenta con declaraciones confusas no hacerse responsable de esta detención y desaparición a manos de una Fuerza de Seguridad que está directamente bajo sus órdenes. Las afirmaciones del ministro de Justicia y Derechos Humanos y la ministra de Seguridad Nacional, no han hecho más que acrecentar las sospechas de que desde el más alto poder del Estado pretenden minimizar el caso y eludir responsabilidades.

No han tomado ninguna medida concreta y seria para mostrarnos a la sociedad que de verdad están comprometidos en esclarecer este gravísimo hecho.

Nos preocupan muchas decisiones del actual Gobierno, pero esta desaparición es un límite que no podemos dejar de enfrentar con toda la fuerza de ciudadanos y de cristianos.

Como seguidores del Dios de la Vida estamos comprometidos en defender la vida de todos los seres humanos. Estamos empeñados en no aceptar ninguna acción que arriesgue o afecte la vida digna a la que todas las personas, sean quienes sean, tenemos derecho.

Cuando esta acción es de parte de quien debe garantizar la vida de todos los ciudadanos y sus derechos fundamentales, es mucho más grave y resulta insoportable permanecer indiferentes.

Es por esto, que sumamos nuestra voz a todos los reclamos que desde todos los rincones del país y del extranjero exigen aparición con vida y en buen estado de SANTIAGO MALDONADO, y el compromiso serio y explícito del Estado argentino que NUNCA MÁS habrá un nuevo detenido desaparecido por parte de quienes deben resguardar la vida, la libertad y la dignidad de todos los que habitamos el suelo de la Patria.

Neuquén, 9 de agosto de 2017.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation