A manera de desagravio para el amor, después del vacío y la superficialidad que rodeó al día de San Valentín; para nosotros, cristianos, la palabra nos da la posibilidad de reencontrarnos con lo más puro y verdadero del amor: JESÚS.

La imagen puede contener: texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation