«LES ASEGURO QUE EL QUE ES FIEL A MI PALABRA NO MORIRÁ JAMÁS» (Juan 8, 51- 59)

«No permita Dios que permanezcamos insensibles ante la bondad de Cristo. Si él imitara nuestro modo ordinario de actuar, ya podríamos darnos por perdidos. Así pues, ya que nos hemos hecho discípulos suyos, aprendamos a vivir conforme al cristianismo. Pues el que se acoge a otro nombre distinto del suyo no es de Dios. Arrojad, pues, de vosotros la mala levadura, vieja ya y agriada, y transformaos en la nueva, que es Jesucristo. Impregnaos de la sal de Cristo, a fin de que nadie se corrompa entre vosotros, pues por vuestro olor seréis calificados.» (San Ignacio de Antioquía)

Breve oración para rezar este día:
        PADRE, DANOS LA FE CONFIADA DE ABRAHAM PARA SEGUIR TU PALABRA.
        DANOS LA FIDELIDAD DE JESÚS PARA CUMPLIR TU VOLUNTAD. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation