Otra vueltita por la carta a los Efesios. Esta vez para recordarnos un sentido de pertenencia hermoso: conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Regalo del bautismo y del amor del Padre que nos hace sus hijos y nos une en su gran familia.
Regalos para agradecer, celebrar y responder con una presencia gozosa en la comunidad y participando con nuestros dones.
JUNTOS COMO HERMANOS, MIEMBROS DE LA IGLESIA
VAMOS CAMINANDO AL ENCUENTRO DEL SEÑOR


Es parte también de la providencia divina enseñarnos, guiarnos con su palabra. Es parte de la inteligencia del hombre saber descubrir la voluntad de Dios y seguirla fielmente. seguir el camino del Señor nos permite dar los frutos necesarios para nuestra vida, frutos de bien, de paz, de misericordia. El salmo 1 canta y celebra al hombre que elige el camino del Señor y lamenta la suerte de quien elige el otro camino, el del impío.
FELIZ QUIEN CAMINA EN LA LEY DEL SEÑOR
FELIZ QUIEN SIGUE SUS CAMINOS SIN OBRAR CON MALDAD.


Después de recordar el mandamiento que fundamentó la antigua alianza un salmo de providencia para que no suene tan fría la ley sino que se viva como la instrucción de un Dios que ama, protege, guía y enseña a vivir.
NUESTRA AYUDA ESTÁ EN EL NOMBRE DEL SEÑOR
QUE HIZO EL CIELO Y LA TIERRA


Insistimos con los salmos porque son oraciones que nos expresan. Nosotros también necesitamos al Dios liberador que con su amor nos saque los miedos y nos ilumine para gozar de su luz y para ser luz para los demás.
SEÑOR EN TÍ ESTÁ LA FUENTE DE LA VIDA
SEÑOR, TU LUZ NOS HACE VER LA LUZ


Otra sensación hermosa que invita a la confianza para cerrar la semana del buen pastor. Los salmos nos «representan» de la mejor maneera, nos describen tal cual somos. Muchas veces patinamos en la vida y la mano de Dios nos sostiene.
También podríamos rezar diciendo:
EL SEÑOR ES MI LUZ MI SALVACIÓN, A QUIEN TEMERE?
EL SEÑOR ES LA DEFENSA DE MI VIDA ANTE QUIEN TEMBLARÉ?


Las cartas de Juan son posteriores a su Evangelio y anteriores al Apocalipsis. fueron escritas entre el 95 y el 100 a comunidades del Asia menor. sin duda la primera es la más linda y llena de mensajes relacionados con el amor de Dios y el desafío nuestro de amar a nuestros hermanos.
Dios nos amo primero dice Juan y nos sigue amando. Nos lo dice en la palabra y nos lo muestra diariamente en la eucaristía para que lo vivamos en la comunidad.
COMO CRISTO NOS AMÓ NADIE PUDO AMAR JAMÁS
A TU AMOR ETERNO LLÉVANOS SEÑOR


Y siempre vovlemos a los salmos a cantar la misericordia y el amor de Dios. Este salmo es un reconocimiento y alabanza a la omnipresencia de Dios. El Señor está siempre y en todos lados junto a nosotros: amando, enseñando, acompañando, perdonando, corrigiendo, santificando, alimentando, salvando. Vayas a donde vayas está el Señor con su presencia misericordiosa.
SEÑOR TÚ ME SONDEAS Y ME CONOCES
Y TODAS MIS SENDAS TE SON FAMILIARES


Seguimos en Corinto. Pero las dificultades propias de la comunidad y algunos desencuentros a la distancia con Pablo, causaron la necesidad de una segunda carta. Allí Pablo se defiende de algunas acusaciones y aprovecha, una vez más, para invitar a disfrutar el amor de Dios: invencible y victorioso frente al pecado, el mal y el egoísmo de los hombres.
EL AMOR DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE
SUS ENSEÑANZAS A LO LARGO DE LAS GENERACIONES


Corinto ciudad importante de Grecia. Capital de la provincia de ACaya y puerto con mucha vida comercial y cultural. allí se formó una de las comunidades cristianas más amadas por Pablo y que también lo hizo sufrir. Mucha capacidad, mucha riqueza humana pero también celos, envidias, ambiciones. A todo eso la respuesta desde el amor (1 Cor 13) desde la idea de la Iglesia como comunidad, cuerpo (1 Cor 12) y especialmente la convicción de que todo es don gratuito del Padre misericordioso. Por eso Pablo agradece la gracia que obra en la comunidad a partir de la fe y el amor que los une en Jesús.
BENDITO SEAS SEÑOR, POR TODO EL BIEN QUE NOS DAS
BENDITO SEAS POR JESÚS, POR SU GRACIA POR SU PAZ


En este domingo del buen pastor nada mejor que recordar las palabras de Jesús en el evangelio de Juan donde se revela como el pastor esperado por su pueblo. Las malas experiencias del pueblo de Israel con respecto a sus pastores se ven reflejadas en las profecías de Ezequiel y Jeremías donde Dios promete hacerse cargo y él mismo pastorear a su pueblo.
Esto se cumple en Jesús que al ver a su gente como ovejas sin pastor se compadece hasta dar la vida. Esto es lo que la Iglesia en todo el mundo nos ha invitado a celebrar en este día y a vivir siempre. La confianza en Jesús, pastor de nuestra vida que nos llama, nos conoce y das la vida por nosotros.
Ante su testimonio de amor y entrega solo nos queda por decir:
EL SEÑOR ES MI PASTOR
NADA ME PUEDE FALTAR.


Seguimos con la carta a los Hebreos. La invitación a la fe que recorre toda la carta se expresa en este párrafo invitando al acercamiento como respuesta. Dios es creíble, confiable. Nos da continuamente señales de su amor para que la sinceridad de nuestro amor se exprese en nuestra vida.
Por eso rezamos
ALÉGRENSE EN EL SEÑOR TODOS LOS QUE LE TEMEN
LOS QUE BUSCAN ALSEÑOR, NO CARECEN DE NADA


Ayer celebrábamos al Dios de la paz. Volvemos a la carta a los Hebreos y la invitación a confiar en la gracia. el camino hacia la salvación encuentra en esta confianza la certeza de que si nos mantenemos fieles en este camino viviremos eternamente en su paz.
Por eso nos deseamos la comunión en la gracia como nos enseña San Pablo:
LA GRACIA DEL SEÑOR JESÚS, EL AMOR DEL PADRE Y LA COMUNIÓN DEL ESPÍRITU SANTO, ESTÉN SIEMPRE CON USTEDES.


La comunidad de tesalónica (importante puerto de Grecia) sera la primera en recibir cartas de San Pablo en el año 51. La gran duda de esa comunidad pasaba por la vida eterna y la situación de los que habian muerto. Pablo responde con el mensaje de Jesús resucitado y nuestra propia resurrección, llamando a esa comunidad (que vivía en la fraternidad y la alegría) a una esperanza cierta.
el mensaje de hoy es una invitación a confiar en el Dios de la paz.
Por eso digamos con el salmista, llenos de confianza:
SEÑOR, TU NOS DARÁS LA PAZ
PORQUE TODAS NUESTRAS EMPRESAS NOS LAS REALIZAS TÚ.


Siempre es bueno pegarse una vuelta por los salmos y pensar y rezar al mismo tiempo. Nos permiten contemplar y a la vez alabar la obra del Padre. en este salmo, el «pobre» atraviesa una situación muy difícil y acude a la misericordia de Dios en la que confía plenamente.
Nos hace recordar y rezar con el salmo 23:
AUNQUE CRUCE POR OSCURAS QUEBRADAS
NO TEMERÉ NINGÚN MAL, PORQUE TU VAS CONMIGO
TU VARA Y TU BASTÓN ME INFUNDEN CONFIANZA


El libro de las lamentaciones evoca la ruina de Jerusalén, año 587 a. C. Está compuesto de 5 poemas escritos como elegías fúnebres. Al dolor provocado por la destrucción de la ciudad santa y las quejas, le sucede luego una profunda reflexión sobre los errores cometidos por el pueblo y que lo llevaron a ese sufrimiento.Es el momento de pegar la vuelta, volver a confiar en el amor misericordioso del Señor y renovar la esperanza.
Esta cita es una de las preferidas del Papa Francisco y es una expresión de confianza en la fidelidad y el amor de Dios.
Por eso al final del libro, el autor termina con una aclamación llena de vida y esperanza que nosotros también podemos rezar:
POR ESTO NUESTRO CORAZÓN ESTÁ DOLORIDO.
PERO TÚ SEÑOR REINAS PARA SIEMPRE
Y TU TRONO PERMANECE ETERNAMENTE.


El salmo 8 es una oración bellísima donde se exalta al hombre como obra de Dios. el salmista se admira de que Dios lo haya creado tan sabio y tan grande a sus ojos y que haya puesto la creación entera a su servicio.
Somos muy grandes a los ojos de Dios, tanto que cuando nos alejamos nos mandó a su propio Hijo que dio la vida por nosotros.
Si´como dice Pablo, Dios dispone todo para el bien. Nosotros somos creación suya para el bien propio, comunitario y de toda la humanidad.
Por eso repetimos con el salmista
TE DOY GRACIAS PORQUE FUI FORMADO DE MANERA ADMIRABLE
PORQUE SON PERFECTAS TODAS TUS OBRAS


Y el hombre responde. Luego de su acto de fe, responde. Ya se sabe en presencia de Dios y por eso va madurando en su respuesta. Contempla la obra de Dios y la medita y luego, la transmite a los demás.
la meditación y contemplación de las cosas de Dios lleva a la alabanza, la celebración y la comunión, pero luego debe convertirse en misión para lograr su cometido de llegar a todos los hombres.
Por eso rezamos:
YO AMO TU PALABRA Y LA MEDITO TODO EL DÍA.
ANUNCIARÉ TU NOMBRE A MIS HERMANOS,
TODO EL DÍA TE ALABARE


Y seguimos yendo y viniendo del antiguo al nuevo y admirando la coherencia del mensaje salvador. Y otra vez la carta a los hebreos con su despliegue de admiración y asombro ante la novedad de Jesús y su sacerdocio.
Como ayer, renovamos nuestra profesión de fe en el Dios vivo y en su amor. Ayer con el salmista hoy con el autor de la carta.
Y recemos:
TU ERES SEÑOR MI HERENCIA
TÚ ERES MI ÚNICO BIEN


Otra vez en el libro de los salmos. En ellos la escritura muestra la respuesta confiada del hombre al amor de Dios. Este salmo se inicia con una súplica pero luego el hombre, al sentir la misericordia del Señor hace este hermoso acto de fe.
Por eso el salmo termina con una oración y a la vez un consejo:
AMEN AL SEÑOR TODOS SUS FIELES
PORQUE EL PROTEGE A LOS QUE SON LEALES
SEAN FUERTES Y VALEROSOS LOS QUE ESPERAN EN EL SEÑOR.


Otra demostración de la continuidad admirable del mensaje. Otra vez el plan de Dios lleno de vid y esperanza para el hombre. Ayer Jeremías, hoy Pablo. el profeta y el apóstol. El antiguo testamento y el nuevo. Pero Dios es el mismo y su deseo de salvar también.
La carta a los EFesios (año 62) es una contemplación del plan de Dios realizado en Jesús y en la Iglesia, con la exhortación a llevarlo a la práctica en todos los actos de la vida.
Este himno que aparece a manera de prólogo, resume ese misterioso y maravilloso plan del Padre.
Por eso decimos con Pablo:
BENDITO SEA EL DIOS Y PADRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
QUE NOS BENDICE EN ÉL CON TODA CLASE DE BIENES


Jeremías, profeta, se encuentra entre las grandes figuras del AT. Profetizó hacia el siglo VI a .C. El pueblo se ha perdido, se ha olvidado del Señor y cae en toda clase de injusticia e infidelidades. Por eso necesita un corazón nuevo y un espíritu nuevo.
Su destino de dolor es inevitable ya que no reacciona y no se convierte. Entonces el profeta insiste y lo llama con anuncios bellos como este. Dios no quiere castigar a su pueblo sino que lo invita a la esperanza.
Por eso decimos:
NUESTROS OJOS ESTÁN FIJOS EN EL SEÑOR
EN ÉL ESTÁ NUESTRA ESPERANZA.


El Hijo nos revela el amor de Dios Padre y nosotros lo alabamos. pero la creación toda nos habla del amor infinito de Dios y de sus maravillas. Nada mejor que el libro de los salmos para unirnos a la alabanza de toda la creación al amor y a la sabiduría de Dios.
la palabra salmo quiere decir «tocar un instrumento de cuerdas». La colección de ellos se llama salterio. En ellos vamos a encontrar alabanzas, pedidos, reclamos, agradecimientos y muchos otros sentimientos que brotan del corazón del hombre y de los pueblos hacia el Señor.
al igual que Jesús, los primeros cristianos hicieron de los salmos su libro de oraciones y se juntaban a rezarlos.
ESte salmo 19 tiene dos partes muy claras. La alabanza a Dios por su creación y la alabanza por revelarnos su plan de amor y salvación.
Por eso recemos:
GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO
COMO ERA EN EL PRINCIPIO, AHORA Y SIEMPRE
Y POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS AMEN.


Como conclusión de nuestra primera semana centrada en Jesús nada mejor que la confirmación que la centralidad del Señor en la salvación nos hace nuevos, nos recrea.
Corinto es una comunidad a la que Pablo ama entrañablemente y que así como le provoca grandes alegrías también lo hace sufrir.
Puerto importante, ciudad comercial (la más grande de Grecia, de mucho desarrollo cultural y filosófico. Allá llegó Pablo y anunció a Jesús. Luego, desde EFeso, escribió varias cartas (solo conservamos dos). La segunda, escrita entre el 57 y 58, es un apología a las críticas que algunos le hacían. Y entre tanto mensaje fuerte, aparecen también expresiones bellas como esta que compartimos hoy.

Expresemos con el salmista nuestro deseo de renovarnos:
SEÑOR CREA EN MI UN CORAZÓN PURO
RENUÉVAME POR DENTRO CON ESPÍRITU FIRME


…Y Llegamos al apocalipsis y ahí también está JESÚS en el centro de todo. Principio y fin. Para tener claro de dónde venimos ya dónde vamos, todo se resume en Él. Por eso Juan en este libro cuenta la revelación de este Jesús que se nos muestra cercano, que nos revela su misterio y que nos espera, salvador, con los brazos abiertos. La victoria final nos promete una plenitud infinita. El Apocalpsis, entre el 90 y 100, Juan y las comunidades del Asia menor, nosotros, nuestras vidas redimidas…..y en le principio, el fin y el ahora…….JESÚS


Vayas a donde vayas lo vas a encontrar. JESÚS es el centro de nuestra fe y de nuestra vida. Aquella palabra creadora se hizo carne, es nuestra salvación. El autor de la carta a los Hebreos (escrita hacia el año 80) presenta a Jesús como el sacerdote que con su muerte selló la nueva alianza entre Dios y los hombres y ahora,en el cielo, ejerce una mediación eterna. además describe el itinerario del nuevo pueblo de Dios hacia la «tierra prometida» bajo la guía del mismo Jesús. Lo compara con personajes y situaciones del Antiguo Testamento para subrayar justamente su grandeza. Por eso repitamos a Jesús las palabras del salmo 109: TU ERES SACERDOTE PARA SIEMPRE MEDIADOR ENTRE DIOS Y Y LOS HOMBRES


EN JESÚS HAY UNA NUEVA CREACIÓN. AQUELLA PALABRA CREADORA SE HIZO CARNE Y VINO A VIVIR ENTRE NOSOTROS. YA NO HACE LA LUZ PORQUE ELLA MISMA «ES» LA LUZ. EL PRÓLOGO DEL EVANGELIO DE JUAN, MÁS QUE UNA INTRODUCCIÓN ES UN RESUMEN DE TODOS LOS TEMAS CONTENIDOS EN EL EVANGELIO. AQUÍ ANUNCIA EL MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN. DIOS TIENE AHORA ROSTRO HUMANO. AL ADVERTIRNOS QUE LAS TINIEBLAS NO RECIBIERON LA PALABRA, JUAN ANTICIPA EL ETERNO CONFLICTO ENTRE LUZ Y TINIEBLAS TAN DESTACADO EN SU EVANGELIO.


Dios crea por medio de la palabra. La fe del pueblo de Israel en el Dios creador encuentra su punto culminante en este bello poema de la creación. el universo, con todas las maravillas y misterios que encierra ha sido creado por el único Dios y es la manifestación de su sabiduría, de su amor y de su poder, expresado en la palabra que dice y hace.


Es lógico que empecemos por el principio y vayamos al libro del Génesis. Se llama así porque trata de los orígenes del universo, del hombre y del Pueblo de Dios. Tiene dos grandes partes. Del capítulo 1 al 11 presenta los orígenes del mundo y del hombre. Del 11 en adelante con la figura de Abraham, nos presenta los orígenes del antiguo pueblo de Dios. Si bien es cierto que encontramos relatos míticos, el Génesis nos quiere revelar el poder creador de un Dios que hace todo por amor, que ofrece su salvación al hombre que le desobedece (pecado original) prometiendo al Salvador y que elige un pueblo para ir preparando la venida de Jesús. Pero empezamos alabando al Dios creador viviendo el gozo pascual de un Dios que en Jesús nos recrea, nos hace de nuevo, nos hace nuevos.

TODO EL UNIVERSO ES OBRA DEL SEÑOR TODO NOS INVITA A BENDECIR A DIOS. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation