Papa desde 649, en el Concilio de Roma Martin condenó firmemente la herejía que negaba la doble naturaleza de Jesús. Debido a tal condena doctrinal fue mal visto por el Emperador de Constantinopla: fue hecho prisionero en Crimea, murió en 655 y desde entonces ha sido venerado como mártir de la fe.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation