El sacerdote tucumano Juan Viroche apareció muerto el 5 de octubre de 2016, en circunstancias aún no esclarecidas, en su parroquia ubicada en la localidad La Florida, provincia de Tucumán.
El padre Juan era conocido en su barrio y provincia por sus permanentes denuncias contra la corrupción, el narcotráfico y el narcomenudeo.La imagen puede contener: 3 personas, texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation