EPSON MFP imageDios nos visita porque nos ama. Su amor incluye gracia, perdón, consuelo, alegría y también la confianza de llamarnos a una misión. La que sea, la que a Él se le ocurra. Así fue con María y con José. No les rompió sus planes, se los cambió «un poquito».

Y ellos dijeron sí. Porque se sintieron amados, buscados, elegidos. Sabían que la mano venía dura y así fue, pero confiaban en el amor de Dios.

Y nuestra misión ¿cuál es? ¿qué quiere el buen Dios de nosotros? ¿qué vamos a responder?. Un consejo: antes de responder, acuérdate que te ama con un amor infinito. No te olvides. Y una vez que recordaste eso vas a ver que la respuesta te sale sola: SI!!!! Cómo no responder sí a tanto amor!!!

Para rezar esta semana:

GUSTEN Y VEAN QUÉ BUENO ES EL SEÑOR.
FELICES LOS QUE EN ÉL SE REFUGIAN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation