Y sí…entre tanta desprotección alguien nos tiene que protejer, ante tanta esclavitud alguien nos tiene que liberar y qué mejor si es el Señor, el Dios fiel que envió a su Hijo que se entregó por nosotros.

La imagen puede contener: texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation