Buscala, preguntale, rezá dialogando, escucha y repondé confiado. Hágase tu voluntad decimos todos los días, nos enseñó Jesús a decirlo. Decilo confiado, cierto, seguro y dispone tu corazón para hacerla siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation