Aceptá la invitación que se viene, la cuaresma. Tiempo de pacificar aflicciones y aliviar agobios con el perdón y la misericordia de Jesús. Nos vamos preparando y rezamos con su invitación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation