La maravilla de la comunicación del hombre con Dios. En una misma oración el ahogo, el desánimo, el reconocimiento de sus faltas y al mismo tiempo la confianza, la admiración, la alabanza, la alegría.
Maravillosa comunión.

No hay texto alternativo automático disponible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation