Y un pais, una familia, una comunidad… todo grupo humano dividido va a la ruina y sus peores enemigos son sus mismos integrantes cuando dividen, enfrentan, dispersan. Muy claro lo tuyo Señor, pero en este mundo parece utópico. Nosotros estamos en otra. Queremos construir unidad y arruinamos todo dividiendo, chusmeando, separando.
Pero tu mensaje es desafiante y queremos seguirlo. La Unidad, el gran sueño del Padre, el motivo de tu entrega, la gran obra del Espíritu. No podemos fracasar, el peor fracaso es no intentarlo. Danos tu gracia y lo haremos posible Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation