¿Y no hay forma de que los gobernantes y poderosos de la tierra se enteren de eso y se dejen de andar haciendo ostentación de poder, riqueza, omnipotencia y autosuficiencia? Ellos están convencidos de que son salvadores, mesías y nos hacen enfrentar y pelear por ellos, para defenderlos. Y nosotros sabemos que no son salvadores, ni mesiás, es más, ni siquiera buenos y sin embargo el encantamiento del poder nos enceguece. Quien te dice!! Si nosotros cambiamos esta actitud por ahi los obligamos a cambiar a ellos!!!
Pero bueno, para qué pedir milagros!!!! Mejor creer y creer y creer y confiar, confiar y confiar en este anuncio, en esta verdad, en el único salvador: EN JESÚS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation