La certeza de que nos escuchas es lo que nos hace rezar cada día. Por eso nace la confianza. Estás, nos ves, nos escuchás, nos abrazás en tu amor y misericordia. Y nosotros te hablamos, a veces gritamos, lloramos, reimos, con esta confianza cierta: ESTÁS!!!! GRACIAS!!!!!La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation