La sabiduría de la cruz es locura para el mundo. Por eso la cruz de cada día se puede asumir con fortaleza e ingenio para llevarla con espíritu de resurrección y esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation