Misión cumplida y feliz!!!! Participar de la mesa, con la palabra, la eucaristía, la comunidad y todo ese caudal de gracia compartido. Uno sale lleno, bien, en paz, más fuerte para afrontar el camino de la semana.
Ahora la pregunta es tremenda. Es para responder cada día, en cada encuentro con vos, en cada encuentro con los demás. ¿Quién sos para nosotros? que bueno que te importe nuestra respuesta. ojalá sea como la de Pedro: salvador mío, de mis conocidos y hermanos, de mi país, de este mundo que parece insalvable y sólo se recrea y resucita constantemente por tu amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation