Perdón Padre por el atrevimiento y por el reclamo pero es tu Hijo el que nos enseñó a rezar así. Él nos enseñó que el pan cotidiano es nuestro, que vos lo quisiste así desde la creación. y por eso cuando escaseó, agarró 5 y lo repartió de tal manera que alcanzó y sobró.
Da bronca ver cómo algunos se adueñaron de lo que no les corresponde y nos sacan NUESTRO pan.
Fue Jesús, Padre, Él nos enseñó y le creemos. Gracias Padre y no dejes de darnos el pan de cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation