Nada que agregar Señor, simplemente contemplar en silencio la belleza de tu palabra, la cercanía cotidiana del mensaje. La paz y la confianza que nos da saber que nos conocés tanto y nos cuidás y nos contenés siempre. GRACIAS!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation