Es todo un tema lo de la oscuridad y las tinieblas. Tema de todos los días. Es todo tan luminoso a tu lado, todo tan vivo que uno se siente confiado, seguro, en paz. Pero las tinieblas están y joroban mucho. Las personales y las sociales, las que generamos nosotros mismos y las que nos generan los que no quieren que veamos nada para llevarnos ellos, como guías ciegos que son, a caer en el precipicio de la infelicidad. Pero una vez más te elegimos, con errores y debilidades pero a Vos Señor, a Vos, a tu Luz, la única, la confiable, la que nos libera y salva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation