Y ahí vamos cada domingo, todos los domingos, a conocer tus planes y celebrarlos. Tu Palabra nos revela constantemente tu amor y tus planes de bien para nosotros y para todos. Después la semana nos cachetea un poco con errores propios y ajenos, pero siempre volvemos, intentamos, caminamos, con tu ayuda, en esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation