«HOMBRES DUROS DE ENTENDIMIENTO. ¿NO ERA NECESARIO QUE EL MESÍAS SOPORTARA ESOS SUFRIMIENTOS PARA ENTRAR EN SU GLORIA?» (Lucas 24, 13- 35)

«El Mesías, pues, tenía que padecer, y su pasión era totalmente necesaria, como él mismo lo afirmó cuando calificó de hombres sin inteligencia y cortos de entendimiento a aquellos discípulos que ignoraban que el Mesías tenía que padecer para entrar en su gloria. Porque él, en verdad, vino para salvar a su pueblo, dejando aquella gloria que tenía junto al Padre antes que el mundo existiese; y esta salvación es aquella perfección que había de obtenerse por medio de la pasión, y que había de ser atribuida al que nos guiaba a la salvación, como nos enseña la carta a los Hebreos, cuando dice que él es el que nos guía a la salvación, perfeccionado por medio del sufrimiento.
. Por esto el Señor, en la oración que dirige al Padre antes de su pasión, le pide que lo glorifique con aquella gloria que tenía junto a él, antes que el mundo existiese». (San Anastasio de Antioquía, Siglo VI)

Breve oración para rezar este día:
        Jesús, vos que prometiste estar con tus discípulos hasta el fin del mundo,
        quédate hoy con nosotros y sé siempre nuestro compañero. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation