«NADIE HABLO JAMAS COMO ESTE HOMBRE» (Juan 7, 40- 53)

«Esto es lo que hace el poder de nuestro salvador. Mas una vez que se hizo hombre y carne —como dice la Escritura—, en la carne destruyó el pecado, y abatió a los soberanos, autoridades y poderes que dominan este mundo. A nosotros nos igualó el camino, un camino aptísimo para correr por las sendas de la piedad, un camino sin cuestas arriba ni bajadas, sin baches ni altibajos, sino realmente liso y llano.
Se ha enderezado todo lo torcido. El es el Señor de la gloria y hemos contemplado su gloria que antes no conocíamos, cuando hecho hombre como nosotros según el designio divino, se declaró igual a Dios Padre en el poder, en el obrar y en la gloria: sostiene el universo con su palabra poderosa, obra milagros con facilidad, impera a los elementos, resucita muertos y realiza maravillas.» (San Cirilo de Alejandría, Siglo IV)

Breve oración para rezar este día:
        TU PALABRA JESÚS, ILUMINA MIS PASOS,
        TU PALABRA SE HACE VIDA EN MI VIDA.
        TU PALABRA ME LIBERA Y OBLIGA, ME CONSUME Y ME SALVA.
        ALELUYA PORQUE PUEDO ESCUCHARLA. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation