«DIOS AMO TANTO AL MUNDO QUE ENTREGÓ A SU HIJO ÚNICO PARA QUE TODO EL QUE CREA EN ÉL NO MUERA, SINO QUE TENGA LA VIDA ETERNA» (Juan 3, 14- 21)

«¡Ah, por favor, no seamos ingratos! Si Dios nos ama de todo corazón como un padre a sus muy amados hijos, más aún, como una madre amantísima —¿Es que puede una madre olvidarse de su criatura, no conmoverse por el hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré—, amemos nosotros a Dios, como unos hijos buenos aman al mejor de los padres. Fíjate, oh hombre, cómo te amó Dios, que entregó a su Hijo único por ti, por tu salvación personal: Vivo de la fe en el Hijo de Dios, que me amó hasta entregarse por mí; Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.» San Lorenzo de Brindisi (Siglo XVI)

Breve oración para rezar este día:
        GRACIAS PADRE PORQUE AL CUMPLIRSE LA PLENITUD DE LOS TIEMPOS
        NOS ENVIASTE A TU HIJO ÚNICO COMO SALVADOR.
        EL SE ENCARNÓ POR OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
        Y COMPARTIÓ NUESTRA CONDICIÓN HUMANA
        EN TODO MENOS EN EL PECADO. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation