EN EL ULTIMO TRAMO DEL CAMINO HACIA LA PASCUA VAMOS A CAMINAR DE LA MANO DE LOS PADRES DE LA IGLESIA QUE NOS PERMITIRÁN PREPARARNOS DE LA MEJOR MANERA PARA CELEBRAR EL AMOR DE DIOS MANIFESTADO EN LA ENTREGA DE JESÚS.
ESTE LUNES NOS ACOMPAÑA SAN ATANASIO (siglo IV)

«Nosotros, que nos preparamos para la gran solemnidad, ¿qué camino hemos de seguir? Y, al acercarnos a aquella fiesta, ¿a quién hemos de tomar por guía? No a otro, amados hermanos, y en esto estaremos de acuerdo, no a otro, fuera de nuestro Señor Jesucristo, el cual dice: Yo soy el camino. Él es, como dice san Juan, el que quita el pecado del mundo; él es quien purifica nuestras almas.
En esto consiste el verdadero júbilo pascual, la genuina celebración de la gran solemnidad, en vernos libres de nuestros males; para llegar a ello, tenemos que esforzarnos en reformar nuestra conducta y en meditar asiduamente, en la quietud del temor de Dios.

Así también los santos, mientras vivían en este mundo, estaban siempre alegres, como si siempre estuvieran celebrando la Pascua».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation