SAN CAYETANO AMÓ A SU GENTE, SU TIERRA, SU PATRIA. SUFRIÓ MUCHO LAS INJUSTICIAS, LA MISERIA DE SUS POBRES Y LEJOS DE ENTREGARSE Y RESIGNARSE BUSCÓ FORMAS CONCRETAS, INGENIOSAS Y GENEROSAS PARA REVERTIR ALGUNAS SITUACIONES. PERO SU MAYOR DOLOR FUE LA GUERRA, LA QUE EN VIDA NO PUDO EVITAR PERO UN DÍA DESPUÉS DE MUERTO, SE FIRMÓ LA ANSIADA PAZ. REZÓ MUCHO POR SU PATRIA, RECURRIENDO A LA MISERICORDIA DE DIOS, SIEMPRE ENAMORADO DE SU PUEBLO.

PENSAMIENTO DE SAN CAYETANO:
«TODAS LAS TARDES NOS JUNTAMOS LOS CLÉRIGOS REGULARES A REZAR POR NUESTRA CIUDAD. SEÑOR TÚ CUMPLES TU ALIANZA, CONSERVANOS EN TU AMOR».

ORACIÓN A SAN CAYETANO:
DIOS DE TODO CONSUELO, PADRE MISERICORDIOSO, QUE VES EN LO SECRETO Y CONOCES NUESTRAS NECESIDADES. QUE ALIMENTAS A LOS PÁJAROS DEL CIELO Y VISTES A LOS LIRIOS DEL CAMPO.
TE PEDIMOS POR INTERCESIÓN DE SAN CAYETANO, QUE NOS AYUDES A VIVIR SIEMPRE EN TU AMOR Y EN EL DE NUESTROS HERMANOS Y ASI NOS OTORGUES LA GRACIA DE QUE NO NOS FALTE EL PAN Y EL TRABAJO DE CADA DÍA. POR CRISTO NUESTRO SEÑOR. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation