Resultado de imagen para P. Esteban GumucioPara ayudar nuestra reflexión de viernes santo, hoy publicamos la canción-poema “Camino del Viernes Santo” del P. Esteban Gumucio, interpretado por el P. Cristobal Fones.

Algunas palabras del Cardenal Errázuriz, arzobispo de Santiago de Chile, en la homilía que marcó el inicio del proceso de beatificación del P. Esteban Gumucio el 27/9/2008:

  • “Nosotros podríamos decirle a los niños y a los jóvenes de hoy que nos hemos reunido a recordar la vida y la presencia de un sacerdote que creció en amor y cercanía a Jesús, hasta vivir fijos los ojos en el Señor”.
  • “…se dejó moldear por el Señor hasta convertirse en un signo del buen pastor entre nosotros”.
  • “…era un varón enamorado de Jesús, un santo varón que quiso entregar su vida hasta el último momento celebrando la Santa Misa sentado junto al altar de esta parroquia”,

Luego recordó su extensa obra como sacerdote, formador de su congregación, impulsor de los Encuentros Matrimoniales, autor de canciones que hasta hoy se interpretan en las celebraciones religiosas, y de numerosos poemas. Leer más →

El PapaFrancisco presidió la Misa de la Cena del Señor con la que damos inicio a la celebración del Triduo Pascual en el Centro Penitenciario de Velletri, ubicado a unos 60 kilómetros de Roma, junto a los reclusos, el personal civil y los agentes de policía de prisiones.

ESTE VIERNES SANTO:La imagen puede contener: una o varias personas, comida y texto

  • 10:00 HS SALIMOS DEL TEMPLO PARROQUIAL
  • 10:15 HS EN NECOCHEA Y 510
  • 10:30 HS EN BALCARCE Y 536
  • 10:45 HS CALLE 10 Y GRAL RODRIGUEZ
  • 11:00 HS CALLE 22 Y DE TOMASO
  • 11:15 HS CALLE 30 Y GRAL RODRIGUEZ
  • 11:30 HS CENTRO VASCO
  • VOLVEMOS AL TEMPLO PARROQUIAL

La imagen puede contener: texto15:00 HS: ADORACIÓN DE LA CRUZ
17:00 HS: VÍA CRUCIS EN HUERGO Y EN AYARZA
19:00 HS: VÍA CRUCIS COMUNITARIO. SALIMOS DE:

  • NECOCHEA Y 510
  • BOLIVAR Y CALLE 6
  • PARQUE INFANTIL
  • CENTRO VASCO

En la misa revivimos la Cena del Señor, el lavatorio de los pies, el mandamiento nuevo del amor fraterno que nos dejó Jesús y el inmenso regalo de su presencia en su Cuerpo y Sangre. Después, en distintos barrios de la parroquia, nos quedamos adorando a Jesús en un rato de oración con cantos, alabanzas y reflexiones compartiendo juntos en su presencia, disfrutando de su amor y ofreciéndole el nuestro.